lunes, 8 de octubre de 2007

LA HIGIENE DE NUESTRO PERRO Y GATO

Mantener nuestro perro o gato en buen estado de salud, no solo se logra vacunándolos, suministrándoles una buena comida o desparasitandolos periódicamente, también es imprescindible tener en cuenta la higiene. Por eso bañarlos, cortarles el pelo, cepillarlos, cortarles las uñas y limpiarles los oídos, no son solo simples hechos de coquetería. Los ayudan a prevenir algunas enfermedades que pueden producirse en la piel.


LOS BAÑOS

El primer contacto con el agua y jabón debe ocurrir a partir de los 2 meses, preferiblemente luego de recibir la 1º dosis de vacuna contra Parvovirus, Moquillo, Hepatitis, Parainfluenza, Coronavirus( en el caso de los perros) . No obstante, si lo recibimos antes de esta edad y observamos que está demasiado sucio, podremos efectuarle un baño sin correr ningún riesgo. Este primer contacto, debe ser para nuestro cachorro, lo menos traumático posible. Tratemos de hacerlo como si fuera un juego, pues de esto dependerá que reciba gustoso los baños en el futuro. La frecuencia del baño dependerá del lugar donde viven y su ritmo de actividades. Sin embargo, bañarlos una vez por semana es un termino justo (sea invierno o verano).
En los gatos, es erróneo suponer que no se los puede bañar. El secreto está en acostumbrarlos desde muy chiquitos, para que después no rechacen el agua.
El gato suele ser muy limpio y se higieniza con su propia saliva, no obstante en los de pelo más largo o en aquellos que no lo hacen bien por sus propios medios, es necesario acostumbrarlos al baño semanal.
La temperatura del agua debe ser tibia y la tarea efectuarla en un lugar con temperatura adecuada (20ºC). Si toman demasiado frío, las defensas orgánicas bajan y se pueden provocar infecciones respiratorias.
La cosmética humana no está indicada para el uso en nuestras mascotas. Se debe utilizar un jabón neutro o champúes especiales para perros o gatos, a fin de no provocar trastornos alérgicos en la piel. En los cachorros debemos utilizar champúes con fórmula diseñada especialmente para ellos.
El enjuague con agua, debe ser abundante para remover todo el jabón del pelo y piel. Luego con una toalla, frotarlo hasta eliminar la mayor cantidad de agua posible, completando luego, con un secador en caso de que la temperatura sea demasiado baja.
En las veterinarias se venden colonias desodorantes que perfuman adecuadamente y sin riesgos tóxicos para ellos. Recordemos que la cosmética humana no está indicada para nuestras mascotas, puede perjudicarlos.

Cepillado, corte de pelo

El cepillado del pelo se debe realizar todos los días o día por medio con una cardina .
La mayoría de los perros necesitan cortes periódicos de pelo. Lo mejor es hacerlos antes del comienzo del verano y en otoño. Durante los meses de calor los mantiene frescos.
Salvo algunas excepciones ( Boxer, Dobermman), la mayoría necesita al menos un corte anual, al igual que los perros mestizos.
En los gatos, los cortes de pelo pueden realizarse cuando son animales de pelo muy largo y se lamen demasiado, porque corren el riesgo de que se le formen bolos digestivos de pelo que han ingerido. En muchos casos, se requiere de una cirugía para poder extraerlos.

Corte de uñas


El corte de uñas se indica cuando no las gastan naturalmente, ya sea porque caminan poco o lo hacen sobre superficies blandas.
Cuando están muy largas, aparte de estropear los muebles de la casa, pueden encarnarse y provocar una infección como así mismo desencadenar un defecto en el apoyo del miembro. El corte se realiza con un alicate especial. Es conveniente que lo realice nuestro veterinario.

Limpieza de oído


La limpieza del oído, puede realizarse cada 15 días con un algodón o hisopo embebido en clorhexidina, siempre teniendo especial cuidado en no penetrar demasiado en el interior del conducto auditivo externo( podríamos lesionar el tímpano). Si tuviéramos dudas, consultémoslo con nuestro veterinario.
La higiene no está solo referida al aseo, sino a todo lo concerniente a su salud. Una alimentación adecuada y balanceada, de acuerdo con la edad y peso de cada ejemplar, es imprescindible para un correcto funcionamiento digestivo. En consecuencia, evitará problemas de mal aliento y favorecerá la salud de la piel y pelo.
Dr. Roberto Serviddio

No hay comentarios: