lunes, 8 de octubre de 2007

LA ALIMENTACION EN NUESTRO GATO

  • Suministrarle una dieta correcta a nuestro gato, hoy es una tarea sencilla. Hay en el mercado veterinario, muy buenos alimentos balanceados y completos que permiten alimentarlo adecuadamente y a un costo relativamente bajo, teniendo en cuenta la calidad.
    El gato es carnívoro por excelencia, es decir, que su alimentación, en estado salvaje, está basada en la captura de presas vivas.
    En el proceso de domesticación, el gato comenzó a tener demasiada comida a su disposición entonces es así como hoy elige lo que más le gusta y rechaza otros alimentos. Está en nosotros permitírselo o no.
    Un gato que se alimente solo con carne, hígado o bofe( pulmón de vaca), está condenado seguramente a sufrir, en un futuro, graves desequilibrios que, en muchos casos se transforman en delicadísimas enfermedades.
    Por desgracia todavía hay personas que alimentan a su gato con una dieta única basándose en carne.

    Estas dietas incorrectas también tienen otra limitación, que es la de ser peligrosas desde el punto de vista sanitario, porque al suministrarle vísceras crudas corremos riesgo de que puedan contagiarse Tuberculosis, Toxoplasmosis o Triquinosis.
    Los desequilibrios nutricionales que estas dietas incorrectas producen pueden ser:
  • Energéticos (Obesidad)
    Vitamínicos y minerales: -
    -Deficiencia de calcio
    Anemia por deficiencia de hierro, cobre y cobalto Intoxicación por vitamina A. ( se observa en gatos que consumen grandes cantidades de hígado, provocándoles una gravísima anquilosis vertebral, dejándolos paralíticos)

    El gato es un animal muy rutinario y quedan “atrapados”con facilidad en una dieta particular, si nosotros se lo permitimos. Si está comiendo una dieta balanceada, no existe el problema, pero si la que esta comiendo es inadecuada y queremos reemplazarla, debemos hacerlo lentamente, pues sino es factible que se rehúse a comer.
    Para esto hay una solución: mezclemos la ¾ parte del alimento actual con ¼ de la nueva dieta balanceada, una vez que la esté comiendo con el mismo entusiasmo que la anterior, coloquemos ½ de una y ½ de la otra hasta que se acostumbre nuevamente. Luego coloquemos ¾ de la nueva alimentación balanceada y ¼ del otro. Por último reemplacémosla totalmente.

    Alimentos balanceados

    Los alimentos balanceados son una mezcla de ingredientes naturales previamente cocidos que contienen todos los nutrientes necesarios para que una determinada especie animal se desarrolle en óptimas condiciones. Se presentan en forma seca, semihúmeda y húmeda. Tienen buena palatabilidad, fáciles de almacenar y son higiénicos. Contienen diferentes formulaciones de acuerdo a la etapa de la vida en que se encuentran y también para animales que sufren alguna enfermedad. Por ejemplo: para cachorros, adultos, reducidos en calorías, para animales de más de 6 años, para cardíacos, animales con problemas intestinales etc.
    No todos los alimentos balanceados que estan en el mercado hoy son de buena calidad. La evaluación de la calidad de un alimento no es tarea sencilla, pues son muchos los datos que debemos tener en cuenta.
    Tenemos que prestar atención a las etiquetas, que deben informar sobre la fecha de vencimiento (1 año desde que se elaboró), peso, fabricante, dirección y teléfono de atención al consumidor. Los datos nutricionales nos informan sobre la cantidad de cada uno de los nutrientes que lo componen.
    En el gato, para un alimento que contenga 4000 kcal de energía metabólica por Kg de materia seca, debe contener:
  • Proteínas 26% (mínimo)
  • Grasa 9 % (mínimo)
  • Fibra 4% (máximo)
  • Humedad 12%
  • Minerales 7 % (máximo)
  • Extracto no nitrogenado
    40 % (máximo)

    Cuanto más responsable es el fabricante, mejor estará explicado, en el envase, todo lo referente a ese alimento.
    Otro dato a tener en cuenta es la lista de ingredientes que contiene, por ejemplo: carne de pollo, harina de carne, subproductos avícolas, harina de maíz, harina de trigo, etc.
    En casi todos los países, la lista de ingredientes, que aparece en el envase, se coloca en orden decreciente de pesos ( lo que más contiene está primero en la lista.) . Esto nos permite saber cual es el ingrediente que está en mayor proporción y así tener una noción de la calidad del mismo.

Por ejemplo, tomando 2 alimentos: en el “A”, figura como 1º ingrediente la carne de pollo y en el “B”, la harina de carne; sin duda, la carne de pollo es más nutritiva (mayor valor biológico) que la harina de carne. Esto ya nos indica que el alimento “A” es de mejor valor proteico que el “B”. Las proteínas vegetales, como la harina de soja o gluten de maíz no son aceptables en un alimento balanceado como primer ingrediente.
En el gato, la relación calcio/fosforo debe ser de 1 y 0,8 % respectivamente.
El magnesio no debe exceder el 0,2 g %.
La cantidad de alimento que un gato debe consumir, está estrechamente relacionado con la digestibilidad y las calorías que este contiene, por eso, un buen alimento tiene un alto porcentaje de digestibilidad y un alto valor calórico (expresado en kcal/kg de materia seca. . Esto incide mucho en el costo de un alimento, pues por muy barato que sea pero
con pocas calorías y poca digestibilidad, nuestro gato deberá comer más y, lógicamente nosotros gastaremos más. En definitiva, no miremos el precio con relación a la cantidad que contiene el envase, sino en función de la cantidad que nuestro gato tendrá que comer por día. Un alimento con alta digestibilidad, dejará pocos residuos en el intestino, las deposiciones serán más firmes y con menos olor, indicando así que la mayor parte del alimento fue absorbida y aprovechada por el organismo.
No nos dejemos engañar por aquellos alimentos balanceados que le que hacen mucha publicidad y que tienen un costo elevado desproporcionado. (Como si fuera un alimento muy bueno) Tampoco son de confiar aquellos que tienen un precio demasiado bajo y que generalmente se venden con precios de oferta en hipermercados.

Consejos para el buen uso de un alimento balanceado.

No le agreguemos ningún ingredienteSuministrémosle permanentemente agua limpia y fresca.
No demos excesivas cantidades, solo la que se indica para su peso y estado
No lo dejemos a la intemperie.
Guardémoslo siempre bien cerrado y en un lugar seco.

Dr. Roberto Serviddio

No hay comentarios: