lunes, 8 de octubre de 2007

DIROFILARIASIS CANINA

La Dirofilariasis canina es provocada por un gusano redondo llamado Dirofilaria Inmitis. Es el más grave de todos los parásitos que afectan al perro y suele ser fatal si no se impone un tratamiento

Las hembras miden entre 25 y 30 cm. , mientras que los machos no sobrepasan los 21cm.

Las hembras maduras, ubicadas en la arteria pulmonar y corazón de un perro, liberan a la sangre las microfilarias o larva 1, que son los hijos de estas hembras y son muy pequeños (apenas 300 micras). Estas larvas 1 o microfilarias viven mucho tiempo en la sangre del perro; cuando un mosquito pica y succiona sangre, las ingiere y así estas larvas, dentro del mosquito, evolucionan a larva 2 y larva 3 en aproximadamente 2 o 3 semanas.
Cuando este mosquito vuelve a alimentarse, transmite las larvas 3 que, depositadas en la piel del perro sano, penetran a la sangre a través de la herida provocada por el mosquito al picar. Ya en la sangre del perro, luego de 3 o 4 días, se transforman en larvas 4. Luego de 60 días, la larva 4 sufre otro cambio a larva 5 inmadura precardíaca que después de 90 días se instalan en las arterias pulmonares y corazón.
Finalmente, al cabo de 6 meses, estas larvas 5 inmaduras precardíacas maduran y son aptas para reproducirse y así reiniciar el ciclo.

En los últimos años, la dirofilariasis canina ha evolucionado en forma explosiva. Esta enfermedad está teniendo una incidencia muy grande entre nuestros perros.
A partir del año 1990, la dirofilariasis canina creció hasta llegar a tener una incidencia del 45%, avalado por estudios hechos en la zona sur del Gran Buenos Aires.
Hoy en día ya tenemos medicamentos para prevenir la enfermedad y también para tratarla.
¿Cómo sabemos si nuestro perro tiene Dirofilariasis?
Mediante un test muy sencillo, que consiste en extraerle unas gotas de sangre, colocarlas en una tira con un reactivo especial que en 3 minutos demuestra la existencia o no de la enfermedad.
Si el perro no tiene dirofilariasis, a partir de ese momento comenzaremos un plan de prevención también muy sencillo que consiste en suministrarle una vez al mes un comprimido o tableta, especialmente en la época en la que hay mosquitos.


Los perros pueden cursar la enfermedad sin síntomas, en este caso el pronóstico luego del tratamiento con Melarsomina inyectable es bueno.
Otros presentan síntomas leves, como tos ocasional, anemia leve, intolerancia al ejercicio. El pronóstico para estos perros es de bueno a reservado. Luego del tratamiento con Melarsomina necesitan un reposo estricto.
En los perros que están mas afectados, los síntomas son más acentuados que en el caso anterior, agregándole la falta de apetito, perdida de peso y una anemia más marcada.
En la enfermedad grado 4 o grave, el perro presenta falla cardíaca, anemia hemolítica e hipertensión pulmonar grave.
Si Ud. Desea tener mas información sobre esta enfermedad, no dude en consultar a su veterinario. RECUERDE QUE LA DIROFILARIASIS SE PUEDE PREVENIR.

Dr. Roberto Serviddio
Dr. Roberto Serviddio